Inicio | Destacados | Noticias | Programas | Prácticos | Servicios en la Web

Incluye o elimina el sonido de las famosas vuvuzelas

|

2 comentarios

Si eres un aficionado del fútbol, seguramente ya conoces más que de sobra las famosas vuvuzelas que sacan de sus casillas a algunos y encantan a otros. Para ambos hemos encontrado la solución en MuyInternet.vuvuzelas

Eliminar el sonido de las vuvuzelas

Si tu objetivo es dejar de oír las trompetas sudafricanas y seguir disfrutando del Mundial 2010, te lo ponemos fácil con el Devuvuzelator. Este programa,  desarrollado por el centro de música digital de la universidad Queen Mary de Londres, permite eliminar el ruido de estos instrumentos.

El Devuvuzelator no necesita instalación. El funcionamiento es sencillo: solamente descargar el fichero y ejecutarlo. Además, podemos elegir entre distintos modos de filtrado, de menor a mayor.

También podemos hacer un “truco” para eliminar las vuvuzelas en los partidos en directo sin necesidad de tener sintonizador en el PC. Veremos partido con el televisor pero quitando el sonido y luego conectaremos con alguna emisora de radio por Internet que emita los comentarios del partido. Luego activaremos el Devuvuzelator y tendremos el sonido “limpio”.

Navegar con el sonido de las vuvuzelas

Si el instrumento musical del Mundial de Sudáfrica 2010 por excelencia te gusta, te enseñamos cómo puedes incluirlo en las páginas que quieras.

Simplemente tendrás que ir a la web de Vuvuzela Time e incluir la web donde quieras escuchar las vuvuzelas. A partir de entonces, el sitio te abrir la web con el sonido de las vuvuzelas. ¿Cuánto tiempo lo aguantarás?

Categorías: Destacados, Noticias, Programas, Prácticos, Servicios en la Web

2 comentarios en “Incluye o elimina el sonido de las famosas vuvuzelas”

  1. 1
    Jose dice:

    Menos mal que crean este tipo de cosas porque vaya pesadez de sonidito…

  2. 2

    [...] días por la red para que podamos filtrar el sonido a la hora de ver el partido, como por ejemplo Devuvuzelator, del que os hablamos el otro [...]

Escribe un comentario

(Se acepta código HTML)